Hunting Box » Caza » La caza con arco

El arco y la flecha tal vez sean una de las armas más antiguas con las que actualmente se practica el arte de la caza. Durante miles de años, antes de que aparecieran las primeras armas de fuego, la única arma que permitía alcanzar al objetivo sin necesidad de acercarte a él a una distancia relativamente corta era el arco.

Debido a su antigüedad y a la diversidad de culturas que lo han utilizado, tanto para fines cinegéticos como para fines bélicos, podríamos decir que hay infinidad de tipos de arco, clasificándolos según las dimensiones, los materiales, los mecanismos que emplean para propulsar la flecha, etc. En la actualidad, los arcos más comercializados y, por tanto, los más conocidos son los Long Bow, Flat Bow, Short Bow, Recurvado tradicional y el Arco de Poleas o Arco Compuesto.

En el caso de las flechas entraríamos en un tema tan complejo o más que el de la balística para caza mayor. Por lo que lo entraremos en detalle en un próximo artículo.

Desde hace unos años la caza con arco está adquiriendo un gran auge en nuestro país. En otros países del norte de Europa o en EE.UU. esta modalidad de caza hace años que se practica por un número elevado de personas tanto para especies de caza menor como de caza mayor.

Esta modalidad entraña una serie de dificultades mucho mayor que la que se practica con armas de fuego, lo que a su vez hace que quien la practica sienta otras emociones y una gratificación diferente. No tenemos que olvidar que el alcance de una flecha no es el mismo que el de los perdigones de un cartucho o el de una bala. Para conseguir abatir cualquier presa con una flecha tendremos que acercarnos muchísimo a ella, por lo que el mimetismo con el entorno y el silencio serán nuestros principales aliados.

Para la caza de animales de caza menor, trataremos de conseguir acercarnos a ellos sin asustarles y, si es posible, dispararles cuando estén parados. En cuanto a la caza mayor, destacaremos que aunque una flecha sea tan letal o más que una bala, el riesgo que corremos al herir una pieza es mucho mayor, ya que no disponemos de un segundo disparo relativamente rápido para defendernos en caso de necesitarlo.

Aunque mucha gente subestime el potencial de un arco y flechas por no ser un arma de fuego o por no necesitar una licencia de armas para adquirir uno, no debemos nunca olvidar que es un arma y que con arcos y flechas se consiguen abatir hasta elefantes africanos, el mamífero terrestre más grande del planeta.

Lee también Esperas con arco: lo que debes saber.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.